martes, 30 de abril de 2013

Calor extremo donde no hay extremos...

Las islas Canarias se caracterizan por algo clave: siempre reina el buen clima
No hay extremos. Ni el invierno es invierno, ni el verano es verano. No hay frío extremo ni calor. Durante todo el año la temperatura es buena y, a excepción de alguna ola de frío o calor, siempre disfrutamos de un clima increíble. 




Un lugar al que muchos acuden para huir del calor insoportable de verano. Un sitio elegido por muchos otros para pasar unas Navidades de paseo por la playa, aunque bañarse no es aconsejable por las temperaturas frías del agua del mar. 

GRAN CANARIA. El pequeño continente. Una de las características principales de esta isla es su capacidad para satisfacer a todos. ¿Quieres día de sol y temperaturas más altas? Vete al sur de la isla, a Playa del Inglés o a Puerto Rico, donde el tiempo es ideal para disfrutar de un día así. ¿Quieres un poco más de fresco? El mejor plan que puedes elegir es una caminata por el Roque Nublo, un día de picnic tranquilo en Los Llanos de Ana López o bien un fin de semana en el Hotel Parador de Cruz de Tejeda. Si lo que prefieres es quedarte en la ciudad y disfrutar de una temperatura media, vete a la Playa de las Canteras o a la Playa de las Alcaravaneras, cerca tendrás terrazas, heladerías, tiendas, centros comerciales... para acabar la tarde de la forma más entretenida posible después de un buen día de playa.
Otra buena opción es el Norte de la isla, una visita al municipio de Agaete a comer una buena paella, pescado frito, papas arrugadas con mojo y de postre tarta de almendras con bienmesabe canario y helado de turrón.
Una isla que tiene de todo para todos. Aburrirse es muy difícil en un lugar donde la diversificación está presente en todo momento.


Playa de Puerto Rico en Gran Canaria


Vistas al Roque Nublo en Gran Canaria 


Descanso camino al Roque Nublo en Gran Canaria

Playa de Las Canteras en Las Palmas de Gran Canaria

Vistas del pueblo de Agaete

Plato de papas arrugadas con mojo picón

Bienmesabe canario


Muchos hablan de las islas como el paraíso, y no se equivocan del todo. No es porque yo sea de allí, porque soy una persona que adora viajar y conocer lugares nuevos, descubrirlos y valorarlos, pero tengo que reconocer que cuando experimento los extremos de lo desconocido valoro mi tierra.
Aun así, como no hay nada perfecto, existen esos días que los canarios aborrecemos con toda nuestra fuerza. Esos días que nos avisan con tiempo, pero ante los que nunca estamos preparados. "Una ola de calor hará subir las temperaturas los próximos días en Canarias y traerá consigo calima, lo que obliga a declarar la situación de alerta".
Días en los que los colegios canarios suelen cerrar sus puertas y se les aconseja a los ciudadanos no salir a la calle. Tener las ventanas cerradas y estar bien hidratados. Unos días que no gustan a nadie, pero  que llegan siempre, sin avisar, desde el Sáhara, en diferentes periodos a lo largo del año.
La última ola de calor que llegó a las islas fue el fin de semana del 20 de abril de este año. En este enlace pueden ver un mapa con las temperaturas máximas registradas en las islas.

Ola de calor y calima hacia Canarias

Ola de calor y calima hacia Canarias


Vistas hacia la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria con calima durante la ola de calor

Vistas de La Playa de Las Canteras en Las Palmas de Gran Canaria con calima durante la ola de calor

Pero entonces llega la calma, la calima y el calor desaparecen y el sol y el buen tiempo vuelven a reinar...


Vistas Roque Nublo y Teide desde el pueblo de Tejeda en Gran Canaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario